jueves, 7 de mayo de 2009

ser o no ser


Creer o reventar…y yo soy socióloga y resulta que estudie para reventar y aquella de “trabajadores del mundo uníos” termine por recitarla como anécdota que aún hoy recuerdo frágil como las trabas de las puerta de los baños, eterna como el pasillo empapelado de afiches rojos y letras negras, definitivamente faltaba color. Y hoy, durante ese micro instante en el que me uno a los trabajadores y me tomo una cerveza y leo los diarios, y miro la tele y escucho a los subtes, me doy cuenta que tal vez todo se trata de creer y ya no más de reventar. La del complot la leí varias veces en mis primeros años de la carrera (y también en los últimos) y la creí y revente y hoy estimado público vuelvo a creer y, tal vez, este pensando en reventar. Sea como sea ya nadie recuerda la crisis financiera internacional, que importa si los magnates de los mocos ácidos de la pobreza reciben dos años de prisión en suspenso, al fin y al cabo que los yankes son muy democráticos y se contagian a la par de la porcina que los manitos, no vieron que Calderon ahora se parece a la a Dra Queen y esto ya parece una guerra civil, o me van a decir que no se dieron cuenta que son las enfermedades de la marginalidad las que sobrevuelan como cuervos las migajas del banquete y la verdad es que la historia lo absolvió no carlitos?, digo raulito?...digo, que digo, y ni se lo que digo, sólo se que de Berlín a San Isidro en un periquete y que en cualquier momento re abre el hotel de los inmigrantes allá por Retiro y si hay algo que queda claro con tanta wall street, gripe porcina y dengue autóctono es que la humanidad se mueve y como se mueve!, aunque no sepamos muy bien para donde, o me van a decir que si tuvieran doscientos mil dólares no se harían un viajecito por el espacio, y todo esto con solo leer Clarín, el gran diario argentino, Oscar de oro para Ernestina de Noble y ya dejemos de joder con tanta satira. Igualmente compremos el alcohol en gel (barbijo todavía no tanto), salgamos abrigaditos y tratemos de ser un poco más cuidadosos, al fin y al cabo que esta bueno moverse como hacen los humanos.

Este es mi pequeño aporte a la histeria internacional, al fin y al cabo hace tiempo que están entre nosotros y sobrevivimos bastante bien.

3 comentarios:

hbЯ dijo...

.

la histeria internacional
se convierte en una excelente
maniobra de ventas.
mi empresa casi que duplicó
las ventas de este mes gracias
a los medios de comunicación
y no a la enfermedad per se.

en fin blonda, me parece que me
quedo con el Sr Miller y la
Sra Simone.
esto me da miedo.

(me voy a comprar un barbijo y
vuelvo)

.

María Schwartzer dijo...

coincido con ud. hbr, y con el Sr. Miller y obviamente con la Sra Simone....estaría bueno que concidieramos en un bar....y no lo digo por el alcohol en gel...

Saluttis,

Moyi

Es Pera dijo...

te recuerdo que la me llevó por primera vez, de oyente, a fsoc y hasta le pidió permiso al profesor para ver si yo podía escuchar (ella siempre tan correcta) fuiste vos. Así que ahora, nena, hacete cargo, que esto tiene que ser un camino de ida o una cadena de favores al estilo steven spielberg. Porque sino nos quedábamos vendiendo soja con la sociedad rural argentina y como que no dá. :-))

patria o muerte


che, a qué hora en qué bar con hbR?